Ya se ha visto en varios comerciales que después de terminar el mundial hay que regresar a la vida real o cotidiana, en este caso Spooky el Hamster tiene hambre.